Comparación de fracciones: estás contento

Comparación de fracciones: estás contento

Como ya los hemos visto varias veces las fracciones suelen ser un dolor de cabeza para los estudiantes como para los profesores que imparten la clase de matemática, pero recuerden el truco está en hacerlo divertido para que sea fácil de asimilar. Aquí te dejamos un juego de comparación de fracciones.

El juego es una adaptación de uno de los tantos juegos que se puede hacer con los naipes, la baraja de los casinos. Obviamente para ello necesitamos un paquete de cartas pero este tendrá una peculiaridad tenemos que hacerlo de fracciones.

Material

  • Baraja de tarjetas con fracciones (puede incluir números decimales o representación gráfica de fracciones). Puedes apoyarte del bingo de fracciones o el UNO de fracciones.
  • Botones, piedras o semillas para las vidas.

 

Desarrollo del juego

Para poder jugar necesitamos de varios participantes al menos 4 por equipo, pero si son más mucho mejor.

Ya con nuestro mazo de cartas en el centro del círculo que formaremos, escogemos a uno que pasará a repartir una tarjeta a cada participante.

Al mismo tiempo todos podrás ver su tarjeta pero no la de su compañero de a lado.

Empezamos a trabajar con las manecillas del reloj a partir de quien repartió.

La frase clave será estoy contento o no estoy contento, ya que el objetivo es conseguir una carta con el valor más alto posible para no ser eliminado del juego, por lo tanto, tener fracciones altas que se acerquen al entero o se pasen de ellas es lo ideal.

Por ejemplo si el primer jugador tiene un 1/10 podrá decir, no estoy contento y automáticamente el siguiente jugador tiene que intercambiar su carta quiera o no quiera.

Pero si tiene una carta que a su parecer es alta como ⅝ podrá decir que está contenta y se quedará con su carta, dando pie a la participación del siguiente jugador.

En si el juego se trata de una cadena, quien esté contento se queda con su carta y cede su turno al siguiente, quien no esté contento cambia su carta quiera o no quiera el jugador de a lado.

Para cerrar la ronda el jugador que repartió puede o no puede cambiar su carta directamente del mazo al decir si está o no está contento.

Para ver quien pierde una vida en esa ronda todos mostrarán su carta y quien tenga el valor más bajo pierde una vida de 2 que se le dan durante el juego. Si llega a perder sus dos vidas en le juego ya no tiene derecho a jugar.

La siguiente ronda reparte las cartas el jugador el siguiente jugador y así sucesivamente para que todos tengas en derecho de repartir cartas.

Entrada recomendada

Concentración y memoria:la mano del sabio

Concentración y memoria:la mano del sabio Romper las dinámica de la clase es una de …