Home / Artículos Educativos / El regreso a clases y el estrés infantil

El regreso a clases y el estrés infantil

En la tranquilidad hay salud, como plenitud, dentro de uno. Perdónate, acéptate, reconócete y ámate. Recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad. Facundo Cabral

El regreso a clases y el estrés infantil

Estamos a menos de una semana que comience el nuevo ciclo escolar 2014-2015 y con ello miles de niños volverán a los salones de clase, un derecho que deben disfrutar los niños de todos los países, pero detrás de ese fundamental derecho existe una reacción fisiológica que puede afectar a nuestros estudiantes e hijos, hablamos del estrés infantil.

El estrés es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada, para nuestro caso el temido regreso a clases después de unas merecidas vacaciones. Síntomas pueden ser diversos, dolores de cabeza, sueño, sarpullido, sudoración, estar inquieto, otros no son tan notables como la aceleración del corazón, las pupilas dilatadas, la piel se torna ribosa y se erizan los vellos de la piel (como brazos o piernas).

Es por eso que debemos estar atentos a cualquier cambio fisiológico o de conducta en nuestros hijos al inicio de este ciclo escolar y así intervenir rápidamente para evitar conflictos mayores, por eso dejamos una serie de recomendación antes y después del estrés infantil.

Antes
– Platicar con ellos sobre la importancia del regreso a clases.

– Plantear el regreso a clases como algo positivo y muy importante.

– Escuchar sus temores, dudas y expectativas con mucha atención.

– Establecer y respetar horarios para levantarse, desayunar, comer, hacer la tarea y jugar.

– Estar pendiente de todos los cambios de actitud y de conducta.

– Tener todo listo y planeado para que los contratiempos y las prisas no sean motivo de estrés.

Después
– Estar atento a cualquier factor que pueda producir estrés en el niño.

– Actuar con sensibilidad frente a las necesidades del chico para adaptarse a la nueva situación que le produce conflicto.

– Poner atención a sus hábitos nerviosos, morderse las uñas, chuparse los dedos, etc.

Estrés infatil Notimex DiarioEducacion

Entrada recomendada

escuchando-libros

6 sugerencias para escuchar una lectura

6 sugerencias para escuchar una lectura La lectura es el arte que nos traslada a …